Así es el nuevo Volkswagen Polo

Luego de haberse visto durante los últimos meses unidades con camuflajes, la marca alemana presentó en Brasil el restyling del hatch compacto que se produce en aquél país.

Básicamente se trata de una actualización estética de mitad de vida que ya fue confirmada para el mercado argentino y llegará en 2023.

El paragolpes delantero ganó volumen y ofrece una toma de aire más alargada, pero a diferencia de su homónimo del Viejo Continente, la versión Mercosur no dispone de la moderna barra de led que cruza la parrilla superior, tal como ocurre con el VW Taos.

Atrás los ajustes son más conservadores y allí también toma distancia del Polo europeo: las luces no adoptaron el formato inspirado en el Golf (que invade el portón), sino que mantiene el conjunto conocido al cual solo le actualizaron la parte interna.

Puertas adentro los cambios se centraron en actualizar algunas texturas y relieves del panel de a bordo, mientras que los paneles de las puertas delanteras recibieron tela y los asientos fueron rediseñados con un estilo similar al de las existente versión GTS del Polo.

Asimismo, el cambio más sustancial tiene que ver con el volante y la selectora de cambios, que ahora es idéntica a la de los Nivus y Taos.

En cuanto a la mecánica, al menos en Brasil, conserva el 1.0 MPI de 84 CV para la versión de entrada de gama denominada llamada MPI, mientras que el resto utiliza el motor 1.0 TSI de 106 caballos y 165 Nm de torque (el mismo del Nivus de entrada de gama en nuestro mercado), asociado con manual de 5 marchas o automática de 6 velocidades.

Deja un comentario