Mercedes-AMG 63 S

El nuevo Mercedes C 63 S abandona el clásico V8 para ser más ecológico (no lo puedo creer) y además híbrido:

Utiliza un Sistema PHEV (híbrido enchufable) donde el térmico pasa a ser el cuatro cilindros más potente del mundo: un 2.0 litros de 476 cv y 545 Nm “inflado” con un turbo eléctrico.

El motor eléctrico está en el eje trasero integrado a una transmisión de dos velocidades, donde la segunda entra a los 140 km/h, con 204 cv (150 kW) y 320 Nm. Tiene a su vez diferencial autoblocante.

El resultado es una bomba de 680 cv y un torque de 1.020 Nm. Sí, terrible.

La batería está ubicada sobre el eje trasero y tiene una capacidad de 6,1 kWh, entregando una autonomía en modo 100% eléctrico de 13 km.

La tracción es integral (4MATIC+) con reparto de torque independiente y modo Drift.

La plataforma tiene amortiguación adaptativa, con el eje trasero direccional y los frenos de material compuesto.

Mercedes-AMG declara una aceleración de 0 a 100 km/h en 3,4 segundos y una velocidad máxima limitada electrónicamente a 250 km/h, aunque se puede aumentar hasta los 280 km/h.

Si querés conocer el Clase C 300 recién lanzado, mientras esperás este C63 (cuac), mirá la prueba que le hice en mi canal de YouTube y subí hace un rato.

Perdón Mercedes, pero me quedaba con el V8… ¿y vos?

Deja un comentario