Todo sobre el nuevo Citroën C3 que llegará a la Argentina

La marca de los dos chevrones develó cómo estará conformada la gama de su nuevo compacto fabricado en Brasil, que llegará a nuestro país a fines de septiembre.

Con una reformulación estética profunda respecto de su antecesor, según Citroën el nuevo C3 es un “hatchback con actitud SUV” debido al despeje de la carrocería y algunas cuestiones estéticas.

Este modelo es el primero del Proyecto C-Cubed en materializarse, y restan otros dos que saldrán al mercado en 2023 y 2024: todo indica se tratará de un crossover y un sedán, aunque todavía no se confirmó el orden de esos lanzamientos.

Al igual que el Peugeot 208 de origen nacional, el nuevo C3 se monta sobre la conocida plataforma modular CMP, aunque con algunos ajustes específicos para el modelo de Citroën.

Mide 3,98 metros de largo, 1,73 m de ancho y 1,60 m de alto, mientras que la distancia entres ejes es de 2,54 metros y la capacidad del baúl es de 315 litros.

Bajo el capot, la gama estará compuesta por cinco versiones. Las opciones de entrada de gama (Live y Live Pack) llevarán el motor tricilíndrico 1.2 Puretech de 82 caballos de potencia, asociado con una caja manual de cinco velocidades.

A mitad de gama se posicionará una variante denominada Feel, cuyo nivel de equipamiento estará disponible tanto con el 1.2 como con el conocido 1.6 VTi aspirado de 115 caballos (el mismo del 208), siempre con caja manual de cinco marchas.

El C3 “full” se llamará Feel Pack y utilizará el histórico “uno seis” aunque asociado únicamente con caja automática de seis velocidades.

Cabe destacar que durante el lanzamiento de este modelo habrá una serie limitada de 1.200 unidades denominada “First Edition”, disponible con el 1.2 MT y el 1.6 AT y el nivel de equipamiento más completo.

Todas las versiones tendrán rodado 15 (con neumáticos en medida 195/65), dirección eléctrica, aire acondicionado, doble airbag, ESP, asistente de arranque en pendiente, luces de circulación diurna (DRL), levantavidrios eléctricos delanteros, cierre centralizado y panel digital con computadora de a bordo.

En tanto que desde la opción Like Pack sumarán la nueva central multimedia de 10” con Android Auto y Apple Carplay inalámbricos, conector USB en la consola, volante con mandos de sonido y bluetooth, desempañador y limpialavaluneta trasero y asiento del conductor delantero con regulación de altura.

Asimismo, desde la variante Feel, el hatch de Citroën ofrecerá levantavidrios traseros eléctricos (4 One touch), alarma perimetral, volante regulable en altura, luces diurnas (DRL) de led, llantas de aleación de 15”, barras de techo longitudinales y manijas de puertas color de la carrocería.

Por su parte, entre los elementos exclusivos de la tope de gama se destacan la cámara de retroceso, volante con revestimiento, llantas de aleación diamantadas y faros antiniebla.

Lamentablemente, en este modelo de concepción más “low cost”, no encontraremos ninguna asistencia a la conducción como sí ocurre con el 208 fabricado en El Palomar.

Por el momento Citroën no comunicó los precios para el mercado argentino. Sólo confirmó que los tres primeros service del período de mantenimiento estarán incluidos con el valor del auto.

Deja un comentario